4 alimentos que no necesitas recalentar

4 alimentos que no necesitas recalentar

Tenga cuidado de recalentar la comida. No todos los alimentos que estamos acostumbrados a comer son buenos cuando se vuelven a calentar una vez cocidos y enfriados. Algunos incluso pueden volverse tóxicos. Consumirlos fríos en algunos casos es más adecuado y ciertamente más saludable. No le des crédito a las personas que nunca tiran nada, cuando algo no está bien, su lugar es la basura.

Cuando se puede evitar el desperdicio es bueno aprovecharlo, pero cuando para no tirar algo llegamos a sentirnos mal, es bueno revisar nuestros hábitos. Hoy vemos 4 alimentos que no se deben recalentar porque podrían comprometer nuestra salud.

  1. Papas. A pesar de ser un alimento rico en nutrientes, no conviene recalentarlos. Además del sabor, la composición química de esta verdura también se ve afectada. Es preferible consumirlos fríos, quizás en una buena ensalada. Sin embargo, incluso las papas que estén demasiado frías no deben comerse, así que cómelas en unos 30 minutos. Las patatas también pueden convertirse en un alimento dañino para el organismo.
  2. Espinacas. Las verduras son buenas, pero hay que saber comerlas. En el caso de las espinacas, por ejemplo, es recomendable no calentarlas. La razón está estrechamente relacionada con el nitrato presente en esta hortaliza. El nitrato (a altas temperaturas) se convierte en nitrito, siendo este último altamente dañino para el organismo.
  3. Champiñones. Un alimento muy versátil, pero no tanto como pensamos. Los champiñones recién cocidos son buenos para consumir en muchas recetas, incluso cuando están fríos no tienen contraindicaciones. Calentarlos, por otro lado, podría ser perjudicial. Los efectos negativos que pueden ocurrir son casos de hinchazón abdominal o dolor en el abdomen.
  4. Pollo. Este alimento en particular no debe recalentarse sino consumirse inmediatamente. Dado que el pollo está cocido, es recomendable comerlo o consumirlo incluso frío. Es mejor no recalentarlo después de varias horas de cocción. Uno de los problemas más comunes que puede causar el pollo son las dolencias digestivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *