Hipo

Hipo
Hipo

Remedios caseros para el hipo

Siempre es la misma vieja historia: cada vez que necesitas conocer a un nuevo compañero de trabajo, dar un discurso importante o participar en una conversación seria, llega el hipo . Es molesto y vergonzoso al mismo tiempo y hay que deshacerse de él lo antes posible. ¿Qué hacer?

Masajear el lóbulo de la oreja

Sí, el lóbulo de la oreja. Puede sonar un poco extraño, pero muchos afirman que funciona. Se desconoce el vínculo entre el hipo y el lóbulo de la oreja , pero el área del cerebro que controla el hipo se encuentra en la parte superior de la columna, detrás del cuello.

Trague una cucharada de azúcar.

Si el masaje del lóbulo de la oreja no funciona, ingiera una cucharada de azúcar en polvo . El azúcar parece estimular un impulso nervioso en la boca que ayuda, de una forma u otra, a calmar las contracciones espasmódicas del diafragma (el músculo ubicado justo debajo de los pulmones que causa el hipo). Algunos son capaces de calmar el hipo dejando que el azúcar se derrita en la boca.

Aplicar hielo

Un médico de Belligham (Washington, Estados Unidos) ha descubierto que es posible bloquear los mensajes nerviosos responsables del hipo con la ayuda de unos cubitos de hielo. Recomienda colocar 2 cubos a ambos lados de la nuez de Adán. Si no pasa nada, mueva los cubos hacia el lado del cuello, manteniéndolos siempre a la misma altura.

Mantener la respiración

Aguante la respiración el mayor tiempo posible y trague saliva cada vez que sienta hipo . Repita la operación varias veces. El hipo suele desaparecer.

Prueba el viejo truco de la bolsa de papel

Respire durante aproximadamente 1 minuto en una bolsa de papel, aplicada en los labios. A veces, la acumulación de dióxido de carbono hace que el hipo se detenga . No extienda su respiración más allá de un minuto porque corre el riesgo de perder el conocimiento.

Bebe agua con la cabeza gacha

Llenar un vaso de agua, inclinarse, contener la respiración y beber al revés. Cuando deja de beber, el hipo generalmente ha desaparecido. Levántate y exhala.

Aprieta tus rodillas contra tu pecho

Siéntese en el suelo y apoye las rodillas contra el pecho. Agarre las rodillas por los brazos y apriete, de esta forma se comprime el pecho y se vacían los pulmones. Permanezca en esta posición durante unos segundos y luego relájese. Este ejercicio suele ser suficiente para que desaparezca la plaga del hipo .

Tira de la lengua con un golpe fuerte

En cualquier caso, ¡algunos recomiendan tirar de él con suavidad!

Cierra los párpados y masajea suavemente tus ojos.

Incluso una simple presión sobre los ojos cerrados parece tener efecto.

Pellizca tus labios

Coloque el pulgar en la boca, entre los dientes y el labio superior. Pellizque el labio con el dedo índice, justo debajo de la fosa nasal derecha.

Hacer algunos enjuagues

Eliminan el hipo y refrescan el aliento.

Algunos trucos más

> Beba un vaso de agua de una vez, rápidamente.

> Come pan seco.

> Trague un poco de hielo picado.

> Hacer cosquillas en el paladar con un palito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *