Nariz tapada, remedios naturales

Nariz tapada, remedios naturales

La congestión nasal es un problema bastante común, especialmente entre los niños y quienes sufren de atropellos. A veces es una molestia pasajera, otras en cambio, puede representar patologías o problemas reales. Las principales causas son:

  • Dolencias estacionales
  • Alergias al polen u otras sustancias.
  • Infecciones
  • Anomalías estructurales

Cuando el problema es grave y persiste es importante consultar a tu médico, mientras que si el problema es ocasional se puede erradicar con algunos remedios naturales. ¡Veamos de inmediato cuáles son los mejores!

PRODUCTO RECOMENDADO

HAGA CLIC EN LA IMAGEN PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN
  1. Bicarbonato de sodio : es ideal para combatir la congestión nasal. Utilizándolo con fumigaciones, ayuda a aflojar la mucosidad, liberando así la nariz. Al mismo tiempo, alivia los dolores de cabeza que ocurren cuando no se puede respirar bien.
  2. Lavado de nariz: conocido en India como neti lota. En la práctica, un lavado de nariz se realiza con la herramienta adecuada. Basta con agua y sal fina. Es especialmente útil para la rinitis alérgica.
  3. Aceites esenciales: los vapores siempre se pueden enriquecer con varios aceites balsámicos como menta, pino y eucalipto. Calman la inflamación y matan a los microbios.
  4. Jengibre: esta planta desinfectante ayuda a calmar los problemas en las vías respiratorias y la garganta. Puede tomarse en forma de té de hierbas o agregándolo a los alimentos. Mejora el sistema inmunológico y por tanto es capaz de prevenir y aliviar alergias y resfriados.
  5. Cebolla : quizás el remedio más antiguo para aliviar las molestias de la nariz seca y congestionada. El vapor de la cebolla cruda ayuda a descongestionar rápidamente. En su lugar, hierva una cebolla en agua y beba el agua. Combate los gérmenes de la nariz y la garganta.
  6. Aceite de sésamo: se utiliza para contrarrestar la sequedad de la nariz. Las paredes externas e internas deben untarse con aceite de sésamo, para recibir la protección adecuada y evitar que se debiliten.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *